Tacó burro

Esta expresión viene del billar. Y en plata blanca quiere decir equivocarse con sacada del estadio y todo. Eso fue lo que le pasó al Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre con las declaraciones de esta semana sobre la posibilidad de que los más altos guerrilleros de las Farc pueden ir al Congreso pues no han sido juzgados por delitos de lesa humanidad.

francisco-santos

Lo primero es que un funcionario judicial supuestamente independiente del poder ejecutivo al participar junto con sus empleados en una marcha como la del martes pasado deja la independencia de la entidad por el suelo. Además, antes de tener que decidir sobre los casos de estos delincuentes ya toma partido por lo que debe declarase impedido para ver o decidir sobre cualquier tema relacionado con cuestiones judiciales del proceso de paz.

En segunda instancia estas gravísimas declaraciones del fiscal mandan dos señales funestas a la entidad que preside y a futuras generaciones de delincuentes. A su entidad que es mejor no sacrificarse por investigar los delitos de los mandos de las Farc pues al final van a quedar en la impunidad. Y a los futuros terroristas que no se asusten con la ley, que tomen las armas, se alcen contra el estado y asesinen policías y civiles pues al final de su carrera delictiva van a quedar libres e incluso pueden llegar al Congreso.

Para nadie es un secreto que el Fiscal se quiere quedar el período completo y que tiene que hacerle el juego al Presidente para que no se oponga. Lo que no esperábamos de un jurista de la trayectoria de Montealegre era semejante burrada legal y política. Se le olvido que su papel es acusar a los delincuentes, es desde la justicia proteger a los ciudadanos del crimen y velar por los derechos de las víctimas. De un plumazo desechó los tres preceptos fundamentales de su papel y el de la entidad.
Esta participación en política del Fiscal, para nadie es un secreto que la marcha es el inicio de la campaña de reelección de Santos, deja herida de muerte una institución que muchos pedían fuera independiente del ejecutivo. Hoy queda claro que es mejor que el Fiscal sea un ministro del gobierno y el Presidente asuma el costo político del buen funcionamiento o no de esta entidad o de posiciones tan claras como las que expresó Montealegre.

Queda claro, también, que a pesar de lo que el mismo gobierno viene diciendo frente al tema de justicia y de las víctimas lo que va a suceder es lo que el Fiscal nos anunció, impunidad total. Confirma así lo que Santos con habilidad de pokerista (que requiere de altas dosis de algo en lo que el es experto, ocultar la verdad) nos viene insinuando al decir que el mejor homenaje a las víctimas de las Farc es no tener más víctimas.

Preparémonos pues para dar la batalla que impida tener que tragarnos ese sapo. Con impunidad y sin víctimas ni pío.

***

A raíz de la campaña presidencial, las directivas de este diario me han pedido suspender la columna mientras estoy en estas actividades electorales. Solo tengo agradecimiento con la familia Lloreda, con el director de opinión de El País y con los lectores. Espero retomar este espacio dentro de cinco años. Gracias a todos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: